Una herramienta tecnológica de gran impacto para el mejoramiento de la rentabilidad de las ovejerías

Dentro de las herramientas tecnológicas a nuestra disposición para mejorar la rentabilidad de la ovejería, está el diagnóstico de gestación en forma temprana, usando la ecografía reproductiva.

Si bien es una técnica poco difundida entre los ovejeros, dado el alto costo de los equipos para productores y profesionales que podrían aplicarla,  y la falta de conocimientos de la técnica, paulatinamente está siendo conocida y aplicada por algunas explotaciones, con muy buenos resultados.

En que consiste:

El diagnóstico de gestación por ecografía se basa en la utilización del ultrasonido y la generación de ecos al interactuar éste con los tejidos.Por lo tanto es una técnica que permite realizar estudios de tejidos y órganos internos, aplicable tanto a los animales como a las personas.

Es una técnica no invasiva e inocua, y para su adecuada interpretación se debe conocer las características anatómicas de la zona que se está observando, además de tener un cierto nivel de práctica para entender bien las imágenes que se observan y ser certeros en el diagnóstico.

Que utilidades presta:

El detectar precozmente la preñez en ovejas y borregas permite ordenar el sistema productivo y planificar estratégicamente el manejo nutricional del rebaño. Se identificarán las hembras que darán mellizos, lo que permitirá prestarles mayor atención durante la gestación y al parto, de modo de “salvar los mellizos”. El detectar las ovejas no preñadas, permite o venderlas anticipadamente para aliviar el campo o enviarlas a otros potreros, así mantener en las buenas empastadas de que se dispone a las ovejas que realmente serán productivas.

¡Evaluar y tomar decisiones!:

El ordenar el sistema productivo implica ordenar el encaste, tener una fecha concreta de entrada y salida del carnero. Con la ecografía vamos a conocer la eficiencia que tuvo el trabajo del carnero, evaluando el porcentaje de preñez y luego al registrar los datos de parición estimar las perdidas por aborto o mortalidad de crías pos parto, información que muchas veces se pierde o no es certera

El tener buenos datos, permite analizar lo que sucede en el rebaño, causas que originan por ejemplo algún problema reproductivo y tomar decisiones para corregir los problemas de baja producción.

En resumen la ecografía nos permite:

  • Separación de las hembras de gestación única de las múltiples
  • Eliminación de hembras secas
  • Determinar corderas o borregas preñadas y/o con preñez múltiple
  • Selección de las hembras de reemplazo
  • Separar gestaciones tardías de tempranas
  • Evaluar y tomar decisiones

Es importante destacar también que esta técnica nos permite al identificar las hembras melliceras, identificar luego sus crías, para no eliminarlas del rebaño, un mecanismo de selección para mejorar prolificidad.

Cuando se debe realizar el diagnóstico:

 Lo ideal es hacerlo a contar de los 30 días de gestación de la hembra, en que ya se identifican claramente las imágenes y la certeza es muy alta. Entre los 40 y 60 días de gestación es posible la detección de mellizos, tarea que requiere más tiempo de observación y experiencia.

Para el ovejero que desee utilizar esta herramienta, lo recomendado es que realice el encaste en 51 días ( 3 ciclos sexuales y hasta 60 días máximo) y realice el diagnóstico entre los 30 – 40 días de retirados los carneros.

Para aquellos campos que no retiran el carnero a tiempo o simplemente no lo separan no se justifica el uso de esta tecnología. Cuando el carnero manda no es posible ordenar.

Cómo es la técnica:

 La ecografía se puede hacer vía rectal o abdominal. El primero es menos utilizado actualmente, es más invasivo y lento.

La vía abdominal es la más usada, se pone el transductor sectorial en la zona inguinal ( entre la ubre y la pierna) con la oveja de pie o en una camilla. Lo ideal es que la hembra esté en ayuno desde la noche anterior

Hay distintos tipos de equipos, algunos específicos para ovinos como es el Oviscan 4, introducido a Chile por el INIA, que permite con gran rapidez y basándose en la práctica del operador pasar hasta 1800 ovejas en un dia,  o los ecógrafos tradicionales, que con buenas instalaciones y por ejemplo teniendo una jaula de contención para la hembra permitiría pasar entre 400 – 600 ovejas en un día de trabajo, tal vez hasta 800 con muy buena experiencia del operador.


Marcela Gomez Ceruti

Médico Veterinario de la Universidad de Chile, Diplomada en Reproducción ovina y candidata a Magister en educación basada en competencias de la Universidad de Talca. Se ha especializado desde hace 24 años en producción y reproducción ovina, en los siguientes países: Chile, Canadá, Australia, España, Francia y Uruguay. Trabaja con productores ovinos entre la V y X regiones del país. Reside en la Región de O´Higgins en que con su Empresa Tecnovis tiene un Centro de Tecnologías reproductivas y producción de material genético ovino en la Comuna de Pumanque y es consultora con INDAP en el programa de Asistencia Técnica “SAT Ovinos Regional”. Es además Directora del Centro de Innovación y Desarrollo de Ovinos para el Secano, OVISNOVA, de la Universidad Santo Tomás. Ha realizado docencia de pre y pos grado en la Universidad Santo Tomás, en la Universidad Mayor y en la Universidad de Chile. Casada con su socio en Tecnovis Ingeniero Agrónomo Jorge Núñez, tienen 2 hijos Universitarios , viven en la ciudad de San Fernando.

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *